POR SI TU QUIERES SABER…

 

El otro día andaba yo con la mente absorta, tratando de configurar, en un arranque de osadía, una lista de la compra desde la memoria. He comprobado en diversas ocasiones que es una empresa imposible que, en mi caso particular, jamás sale bien. Siempre, siempre, se me olvida algo…

Últimamente me prevengo de semejante locura. Especialmente desde que, como caída del cielo, ha venido a poner orden en esta casa dejada de la mano de Dios, nuestra Gusti; personalidad donde las haya capaz de elevar las tareas domésticas al nivel de ciencia.

Tan máquina es del orden y la limpieza en el hogar que no puedo permitirme que llegue el Lunes y se de cuenta de que no he sido capaz de recordar que no quedaba agua de plancha, o que la balleta de la cocina necesita ser sustituída. Tiene hasta una fórmula secreta para doblar las bolsas de la compra; clasifica los productos de la limpieza; ha conseguido almacenar en la despensa todos los trastos de casa sin que se te caigan en la cabeza cuando abres la puerta, y  le ha parecido muy pero que muy mal que acabemos con la pila para ganar espacio en el patinillo. Para ella en una casa, la pila es sagrada.

Pero ya estoy con los circunloquios (qué me gusta este palabro!).

Pues eso, que estaba yo con la mente absorta en los referidos menesteres, cuando oí en la televisión a una chica joven relatando su experiencia como enferma de bulimia, y vinieron a mi recuerdo momentos de mi propia existencia muy similares a los que la muchacha contaba y, de repente, dejando a un lado el objeto del pensamiento, me detuve en el pensamiento mismo.

Concretamente en el hecho de que todos esos recuerdos se me antojaban lejaaanos, lejaanos, lejaaanos (léase la reiteración de “lejanos” con los ojos entornados y alargando la “a” con profundidad en la voz) y caía en la cuenta de que, la vorágine de ser madre; la intensidad de la faceta que ocupa mis días en los últimos tiempos, me tiene desconectada de mi yo pre-maternidad…  Como no se si estoy consiguiendo explicar este batiburrillo de pensamientos en objeto y forma, contenido y continente, digamos que es algo así como que cuando pienso en esa chica demasiado delgada, con un diente de menos e incipiente joroba que sacaba matrículas de honor en la carrera, me resulta un tanto extraña.

Yo soy de las que piensa que las personas cambiamos; constantemente.  Y, aún más, soy de las que piensa que en las personas se dan interminables contradicciones, así que no me atrevo a definirme más allá del aquí y el ahora porque, si puede haber algunos rasgos que por así decirlo, esculpen el esqueleto de la personalidad, las circunstancias son las que finalizan la obra en el detalle.

Así las cosas, como solía decir mi profesor de Derecho Constitucional en la Universidad, se me ha ocurrido redimir de su letargo a mi yo individuo (no madre)… Por aquello de redescubrirme.

1. – Me gusta estudiar; o a mejor decir, me gusta aprender. Disfruté de la carrera y del instituto y disfruto mucho cuando aprendo algo.

2.- Si no hubiera estudiado Derecho, hubiera estudiado filología hispánica. Siempre fui de letras, aunque debo decir que, desde Doña Elena, que impartía esta materia cuando yo iba a 2º de la ESO, no tuve ni un solo buen profesor de Lengua y Literatura.

3.- Siempre recuerdo, como una de las más apasionantes, una conversación en un bar con un amigo, sobre España como Estado Federal. Yo contaría con 15 años y mi interlocutor era un chico apuesto unos 7 años mayor. Yo estaba muy leída con el estudio del proceso autonómico español en ese momento… Rabiosa actualidad.

4.- Cuando algo me gusta mucho se me atasca el léxico y sólo acierto a decir: BRUTAL.

5.- Encuentro ciertas dificultades en pillar ironías y darme de cuenta de ciertas cosas; ando algo falta de picaresca.

6.- Siempre empiezo las comunicaciones con mi esposo diciendo: Qué te iba a decir… Y él, lo detesta. Ha amenazado con no contestarme cuando lo haga.

7.- Una vez me detuvieron en el Corte Inglés junto a ua amiga porque creían que había robado un pintalabios. Lo cierto es que ni yo lo sabía pero mi amiga lo había cogido y me lo había metido al pantalón. No obstante justo a tiempo lo volvió a dejar en su sitio. Esta historia nos procuró un rato muy gracioso en los despachos de los directores de la cadena comercial…

8.- En mi primera semana de universidad protagonicé una ridícula historia en la Biblioteca de la Facultad de Derecho, intentando pagar con diez euros el préstamo de un libro. Es una historia que mis amigas siempre me animan que cuente a los desconocidos… Se lo pasan bien a mi costa.

9.- No me gusta trasnochar. Rindo mucho mejor por la mañana, aunque sea muy temprano.

10.- Me encanta desayunar. Es mi comida preferida.

11.- Mi pasatiempo preferido es ir al cine.

12.- Me encanta viajar, aunque salir de casa me pone un poco nerviosa.

13.- Me atraen las personas que trabajan en un videoclub. Me los imagino viendo miles de películas todos los días y conociéndolo todo sobre el séptimo arte.

14.- Me pirran las ensaladas y la tarta de Santiago. La que mejor me supo me la comí en una cafetería de mi pueblo junto a un profesor del colegio que después falleció de una terrible enfermedad. Por eso siempre recuerdo esa tarde.

15.-La película que más me ha hecho llorar en mi vida trataba sobre el bullyng escolar a un niño con pecas y gafas enormes que no podía andar. Creo que se llamaba Lucas.

16.- El papel de Susan Sarandon en EN EL NOMBRE DEL PADRE (peliculón donde los haya) me determinó a estudiar Derecho… Eso fue lo que conté en el discurso que tuve que dar cuando me eligieron madrina los alumnos de la Universidad a los que dí clase de Derecho Internacional Privado hace un par de años.

17.- Me encantan las sábanas de color blanco.

18.- Antes de tener una familia, me encantaba prepararme la cena con una copa de vino tinto y tomarla mientras veía capítulos de Sexo en Nueva York.

19.- No se cuidar plantas. Mueren.

20.- No se elegir mi película preferida, ni mi libro preferido ni mi grupo preferido ni mi canción preferida.

21.- Conocí los blogs gracias a éste. De recomendadísima lectura. Me encantaría conocer a esta chica alguna vez. La encuentro muy divertida e interesante.

22.- No tengo estación preferida, pero me gusta el sol en cualquier estación.

23.- Me suelen obsesionar las pelis con grandes bandas sonoras. Me pasó con CLOSER y con CAFÉ DE FLORE, entre otras…

24.-  A veces soy un poco nazi con la ignorancia extrema.

25.- Los miedos son algo que van y vienen en mi vida de forma constante.

26.- La música es capaz de cambiarme el humor más que nada en el mundo. La música acompaña mis días.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s