EL ATAQUE DE LOS “TO DOES”

6:20 Horas de la mañana. Manuela tiene hambre; refunfuña desde debajo de mi brazo en algún lugar de nuestra cama. Por un momento simulo que es un sueño; consciente de que es más real que la vida misma, en la ilusoria esperanza de que termine por preferir seguir durmiendo.

El refunfuñar se convierte en quejido premonitorio de llantos capaces de despertar a la bestia, acá el leñador, así que me arranco a regañadientes de mi último sueño de dos horas y la cojo, medio a tientas, para colocarla en el pecho.

Se activa mi cerebro (en el devastado  estado de rendimiento que te dejan noches sin dormir y días entre tomas y cambios de pañales):

Compras extraordinarias (familiar):

  • Recipientes para colocar en la calefacción y humedecer el ambiente…Menudo invierno llevo con la garganta!
  •  Un hule para la mesa.El único mantel que tenemos y que sirve tanto para protegerla en las comidas como para el baño de Manuela que, de momento, y a falta de espacio en ningún otro lugar, se hace sobre la mesa del salón, luce identificables manchas de tomate y refregones de crema de pañal.
  • Garrafas de agua para llenarlas en casa de mi madre, que tiene un descalcificador de ésos de ósmosis que van de lujo. Sobre todo después de que un vendedor de enciclopedias nos ilustrara de la cantidad de dinero que se gasta en agua para tratar de convencernos de comprar una edición de lujo de una enciclopedia sobre salud que venía con un equipo de ósmosis de regalo.
  • Tapón para la bañera. LLevamos más de un mes tapando el desagüe de la bañera cuando bañamos a Raúl, con un tarro de champú de forma redonda. El problema: El tarro tiende a flotar y caer, el agua se esfuma y mi hijo se enfada…
  • Ganchos de pared para colgar toallas. Les he buscado un sitio estupendo a las toallas de los chiquis que hasta ahora penden en perchas de pared en la habitación de Raúl (perchas que ahora se hacen necesarias para los pijamas de ambos). Cuando consiga hacer el post sobre la caja de cerillas que es nuestro hogar, comprenderán porqué razón me paso media vida repasando la sección de orden en casa de IKEA, e ideando fórmulas para economizar, aprovechar, sobreexplotar el espacio, tratando de evitar caer en el “horror vacuii”.

 

  • Perchas para los armarios.

 

Compras para los niños:

  • Pijama para Raúl… ESTÁ COMPRADO, SÍ SEÑOR! Y brilla en la oscuridad y todo…
  • Buzo para Manuela
  • Bolsa del carricoche para Manuela (no puedo seguir llevando sus pañales en una bolsa del mercadona que guardo avergonzada en las profundidades de mi bolso. Junto a los huesos de manzana y a los trozos de pan duro.)

 

Compras para mí:

  • Agua micelar. Me temo que rebajada con agua del grifo con alto contenido en cal no tiene el mismo efecto… Empiezo a notarlo.
  • Crema hidratante. Por más caléndula que lleve la que utilizo para el culete de mis hijos, creo que mi piel exige otra cosa.. Además, voy oliendo a culo todo el día.
  • Un disco duro. Tengo la pesadilla recurrente de que se me fastidia el pc y hace demasiados meses (unos 40…) que no hago copia de seguridad. Si no me asalta en forma de pesadilla lo hace en forma de cuñado informático que cambia el semblante para recordarme que el pc se va al traste en el momento que menos lo esperas y… Cataplum! Todo perdido. Por cierto, tengo pesadillas con éso y con que me faltan asignaturas para terminar la carrera…

Por no hablar del trabajo: Tengo que preparar un par de demandas de ejecución; no debo olvidar hacer un escrito de impulso en las previas del Instrucción Tres. El cliente de Almería aún no ha pagado… Habrá que darle un toque… Dios mio, el otro cliente ha pagado ya!! hay que ponerse con lo suyo. Todavía no nos ha llegado el emplazamiento para formalizar el recurso; ya han señalado audiencia previa en la responsabilidad médica; me falta pedirle al cliente el último informe médico para su solicitud de incapacidad permanente total. Este caso es muy internacional… Qué maravilla, voy a disfrutarlo!; es urgente dar citas a las clientes de las vistas de Marzo para preparar los interrogatorios.

A todo esto: Hay que pedir cita a Manuela para la revisión del mes; Raúl debería ir a la peluquería. Desde luego que yo también debería ir… Qué pelos… Pero a la vez tendría que pedir cita para depilarme… La cuarentena no debería implicar convertirse en mujer lobo, no?

La bañera pierde agua por no sé dónde… Eso, o mi marido se monta una juerga con la alcachofa cada vez que se ducha…

La caldera suelta un líquido amarillo sospechoso (tengo que preguntar a alguien) y también debo investigar cómo solucionar las humedades de la despensa…

Quiero llamar al fotógrafo de nuestra boda para hacer una sesión newborn para la peque.. Y de paso que nos haga unas fotos a los demás también, que mi leñador está ahora en todo su esplendor…

Debería salir a andar o a correr un poco, y la segunda y última vez en mi vida que fui al fisio me dijo que para mi la natación no era un deporte sino prescripción médica. Tengo tal locura de espalda que me está desbaratando el cuerpo. Literalmente: una cadera más alta que la otra, una pierna más corta, los brazos asimétricos..

Deberías escribir algún post.. Ya te vale con el blog. No tienes ninguna continuidad…

Hasta que: rupqoetiyptyqeoipqynoip oih oidqpohd. El disco duro comienza a recalentarse y a desprender un tufillo a estrés y ansiedad alarmante; estoy hiperventilando y Manuela hace una hora que se soltó de la teta y está como loca buscándola en el ombligo… Pero cuando consigo despertar de su sueño profundo a la mujer con labios rojos, botas cowboys y sonrisa eterna que llevo dentro, ESTO ES LO QUE TIENE QUE DECIRME:

Si alguna vez a Ustedes, queridas mías, les sucede algo similar; éstas son las cosas que la fresca de mi yo canalla me suelta así sin más y se queda tan ancha:

1.- Tienes el pelo bastante bonito últimamente. La falta de tiempo para ir a la pelu ha conseguido que te lo dejes largo por fín… Levo años queriéndolo!!

2.- Jamás se terminará tu infinita lista de to does… Pero no merece la pena que tu vida se convierta en una lista de “to does”. Qué pasaría con las tareas inacabadas cuando abandones este mundo?? No se van a poder trasladar a la semana siguiente…

3.- Haz lo urgente y planifica lo importante. Lo demás puede esperar.

4.- Help! Ayúdame!! Para qué tienes tu un marido que trabaja por las tardes, un suegro jubilado, una suegra a la que le gusta hacerte tortillas para cenar y una madre capaz de hacer diez cosas al mismo tiempo??

5.- Cógete el ordenador y cómprate un vestido, anda!

6.- Llama a la Crack y proponle quedar una tarde (aunque luego no podáis cuadrar agendas).

7.- Las horas del trabajo son las que son, y dan para lo que dan. Si necesitas más horas, búscate a alguien que te eche una mano..

8.- Ponte a Silvio Rodriguez.

9.- Acuérdate de que tienes unos tacones preciosos sin estrenar.

10.- Mira cómo se ríe Manuela cuando cuando le acaricias el moflete… Es tan tierna!!

11.- Planifica un viaje…

Mucho mejor así, verdad??

Anuncios

Un comentario en “EL ATAQUE DE LOS “TO DOES”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s